Cerrar mapa
breadcrumbsConoce el vino »Zonas vinícolas »Denominación de Origen

RIOJA

Localización RIOJA
 
Imprimir

En 1925 La Rioja se convirtió en la primera región vinícola española en conseguir la Denominación de Origen. En 1991 fue promocionada a Denominación de Origen Calificada, la categoría superior que puede alcanzar una zona viticultora y reservada exclusivamente a aquellas que hayan alcanzado las más elevadas cotas de calidad durante un dilatado periodo de tiempo

Los viñedos de la Denominación se distribuyen en el territorio de las tres provincias ribereñas del curso alto del río Ebro: La Rioja (43885 has.), Alava (12934 has.) y Navarra (6774 has.).

La civilización de la vid y el vino era una realidad en las tierras riojanas hace dos mil años, como lo testimonian los numerosos restos arqueológicos de lagares y bodegas datadas en la época de dominación romana. Mantenida esta cultura vitivinícola durante la alta Edad Media al abrigo de los monasterios, sería en el de San Millán de la Cogolla donde Gonzalo de Berceo, primer poeta de la lengua castellana, ensalzara en sus versos las virtudes del vino riojano.

Cuando en 1890 llegó la filoxera, Rioja ya poseía una enorme fuerza en el comercio internacional y los productores fueron capaces de evitar males mayores plantando vides injertadas. El crecimiento continuó durante el siglo XX, pero ya bajo el control que desde 1892 realizaba la Estación Enológica, situada en la ciudad de Haro.

Los factores naturales, climatológicos sobre todo, y suelo, han determinado la división de la Rioja en tres subzonas:

Rioja Alta: Con un clima continental moderado, de influencia cantábrica, el viñedo se extiende sobre terrenos arcillosos calcáreos de topografía suave. 26786 hectáreas de viñedo.

Rioja Baja: El clima y la fértil naturaleza del terreno proporcionan muy buenas cosechas, con unas uvas perfectamente maduras. El clima más seco, de influencia mediterránea, y suelo arcilloso ferroso favorecen los tintos de Garnacha, vinos francos, aromáticos y poco ácidos. 23873 hectáreas de viñedo.

Rioja Alavesa: Son estas tierras accidentadas, calcáreas, muy adecuadas para el cultivo de la vid; los veranos son cortos y los inviernos templados, con alguna helada pero pocas nieves. El viñedo se orienta al Sur, protegido por la Sierra de Cantabria. 12934 hectáreas de viñedo.

 

Año de fundación: 1925.

Superficie viñedo: 63593 hectáreas.

Suelo: El suelo más característico de Rioja tiene una estructura equilibrada (arenas, limos y arcillas), es ligeramente alcalino, pobre en materia orgánica y con moderada disponibilidad hídrica durante el verano. En su conjunto, la Denominación posee una diversidad de suelos (arcillo calcáreos, arcillo ferrosos y aluviales son los tres dominantes), así como de microclimas (orientación del viñedo, protección de los vientos, etc.), que otorgan a los vinos unas peculiaridades únicas.

Clima: Protegida en su límite norte por la Sierra de Cantabria y al sur por la Sierra de la Demanda, toda la zona se beneficia de la confluencia de dos climas tan opuestos como el atlántico y el mediterráneo.

Pluviometría anual media: 400 mm.

Insolación anual media: 2800 horas.

Crianza: 36 meses con permanencia mínima de 12 meses en barrica.

Reserva: 36 meses con permanencia mínima de 12 meses en barrica de vinos seleccionados.

Gran Reserva: 60 meses con permanencia mínima de 24 meses en barrica.

Variedades blancas: Viura, Garnacha Blanca y Malvasía Riojana.

Variedades tintas: Tempranillo, Garnacha, Mazuelo y Graciano.


Pare Bartomeu Pou, 29 · 07003 Palma, Mallorca · T. 971 761 932 · F 971 763 403 · Aviso Legal, Política de Privacidad y Políticas de Cookies · Protección de datos Síguenos en FacebookTwitter