ePrivacy and GPDR Cookie Consent by TermsFeed Generator

HISTÓRICO SELECCIONES

SELECCIONES ANTERIORES
Selección Mayo 2013
Selección Mayo 2013

ABADÍA DE POBLET - D.O. CONCA DE BARBERÀ

  • 3 Bot. INTRAMURS 2011 
  • 3 Bot. ABADÍA DE POBLET 2009 


55,90€ IVA Incluido

ABADÍA DE POBLET

El real monasterio de Santa María de Poblet forma parte, junto a los de Santes Creus y Vallbona de les Monges, del conjunto de monasterios cistercienses que se establecieron en Cataluña en la segunda mitad del siglo XII. Edificios que se construyeron con el fin de repoblar las tierras conquistadas por la Corona de Aragón a los musulmanes.

El monasterio fue fundado en 1151 por Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona, que donó las tierras a la orden cisterciense y fue ocupado por monjes procedentes de la abadía francesa de Fontfroide.

En el siglo XIV Abadía de Poblet alcanzó su máximo esplendor, así como su decadencia y máximo abandono en 1835 a causa de la desamortización de Mendizábal. Resurgiendo de nuevo con la ocupación del monasterio en 1940 por algunos monjes, que hasta el día de hoy todavía habitan sus muros.

El refectorio de conversos, edificado en el siglo XIII, en pleno esplendor, quedó desde los tiempos del abad Guimerà (siglo XVI) transformado en bodega para albergar todos los conocimientos de la profunda borgoña francesa. Una bodega que exalta la piedra desnuda, símbolo de pureza y sobriedad, que le otorga la grandiosidad y sencillez típica de los monasterios cistercienses. Años más tarde, estas tierras fueron a parar a la familia Girona, construyendo en 1870 el edificio que serviría para centralizar toda la actividad agrícola de la finca. En 1940, cuatro monjes llegados de Italia inician la recuperación de la vida monacal. Finalmente, en el año 1989, la familia Raventós llegó a un acuerdo con los monjes para plantar viñedos dentro de los muros del monasterio. El Grupo Codorníu realizó entonces una profunda rehabilitación de la bodega y, en primavera de 2002, lanzó el primer Abadía de Poblet. El edificio que alberga la bodega es una construcción agrícola típica del siglo XIX. La estancia, que antiguamente formaba parte de la bodega, también dispone de una zona subterránea donde se almacena el vino embotellado. La rehabilitación de la antigua bodega fue llevada a cabo por el arquitecto Domingo Triay. En 1991 fue declarado Patrimonio de la Humanidad, dándole así la importancia y el prestigio que se merece una abadía que alberga tanta historia tras sus muros.

Podemos hablar de un micropago de 8 hectáreas de viñedos en el recinto monacal de la Abadía. Todas ellas fueron plantadas en el año 1990, y de una sola variedad, la Pinot Noir. Poblet reúne una serie de condiciones geológicas y climáticas que lo convierten en un "Terroir" extraordinario para la viticultura. A sus suelos profundos y pedregosos, con predominio de la pizarra, se suma un clima anormalmente fresco en el contexto regional, motivado por la altura -más de 500 metros- y la orientación Norte de sus laderas, además de la influencia estival de la brisa marina. Dichas circunstancias, especialmente favorables para la Pinot Noir , aseguran una maduración lenta y en óptimas condiciones de la uva. Dispone de un importante parque de barricas, mayoritariamente de roble francés.

INTRAMURS 2011

Variedad uva: Tempranillo, Merlot, Cabernet Sauvignon.

Suelo: Formado por gran cantidad de fragmentos de pizarra, granito y caliza

Añada: El invierno de 2011 fue muy frío y lluvioso, inusual en la zona. Con la llegada de la primavera, las temperaturas comenzaron a aumentar significativamente y la lluvia fue frecuente hasta mitad de junio, por lo que se auguraba una vendimia temprana. La primera mitad del verano transcurrió con temperaturas más moderadas de lo habitual. Pero un final de Agosto caluroso y la ausencia de lluvias desde Junio finalmente adelantaron la vendimia. La uva alcanzó un grado alcohólico adecuado y mantuvo un buen estado sanitario hasta su entrada en bodega.

Crianza: Entre seis y ocho meses en barricas de roble francés.

Características: Color rojo intenso con tonos púrpura, de capa alta, limpio y brillante.

En nariz es complejo, de buena intensidad, con aromas a fruta roja madura, confituras y especias.

En boca es generoso y con sensaciones afrutadas muy agradables, equilibrada acidez que le otorga frescor y buena persistencia. El final de boca es largo, con un grato recuerdo de frutas maduras.

Temperatura de consumo: 16ºC.

Consumo: Ahora y en cinco años.

Nº Botellas: 3.500

ABADÍA DE POBLET 2009

Variedad uva: 100% Pinot Noir.

Suelo: Formado por gran cantidad de fragmentos de pizarra, granito y caliza

Añada: El año se caracterizo por tener un invierno relativamente templado y lluvioso, seguido de una primavera con buenas precipitaciones hasta llegado principios de mayo y grandes diferencias termales día-noche. A partir de Mayo hubo una caída brusca de las precipitaciones y temperaturas elevadas teniendo unas amplitudes térmicas inferiores a otros años que siguieron durante todo el verano. Al final la fecha de la vendimia se adelanto unos 15 días respecto a años anteriores, cosa que hizo que la madurez polifenólica fuera un poco justa pero sanitariamente las uvas estuvieran perfectas.

Crianza: Maloláctica en barricas de roble francés y crianza de doce meses en las mismas barricas.

Características: Ligero color rubí con tonalidades violáceas. Vino especialmente delicado y complejo. Combinando a la perfección los aromas a frutas rojas frescas y las especias tipo pimienta y clavo, ciertos tostados y sotobosque del roble, con notas florales que ganan peso a medida que el vino se abre.

Entrada elegante en boca, equilibrada y delicada. Es intenso y denso con un final largo y persistente con taninos suaves y aterciopelados con una personalidad que nos sorprenderá. Final redondo y ligeramente tánico.

Temperatura de consumo: 16ºC.

Consumo: Ahora y en cinco años. Es recomendable decantarlo.

Nº Botellas: 15.000

 

Hazte socio